jueves, 13 de diciembre de 2012

Carta Dirigentes Universitarios y Secundarios a ministro Beyer por CNA y Lucro

Los últimos años se ha visto masivamente desplegado en las calles un descontento largamente acumulado entre los estudiantes y las familias chilenas. Un malestar que es al mismo tiempo una profunda convicción: no podemos continuar sosteniendo un sistema basado en las leyes de mercado, el lucro y el endeudamiento y que para ello hay que realizar una reforma estructural al modelo educacional.

Desde entonces, los ataques que hemos recibido desde la oficialidad también han sido múltiples. Que somos los privilegiados del sistema, que no tenemos propuestas y que no nos importa la calidad, han sido sólo algunas de las frases con las cuales han buscado desacreditar las demandas puestas sobre la mesa por cientos de miles de chilenos. Sin embargo, a pesar de todos los intentos por minimizarnos, la ciudadanía una y otra vez ha demostrado asumir estas banderas como propias.

Los lamentables hechos que el país ha podido presenciar los últimos días, una vez más, nos han dado la razón. Que varias universidades, de las cuales probablemente hoy solo conocemos algunas, prefieran gastar millones en sobornos para acreditarse en lugar de utilizar dichos recursos en las instituciones educativas, es un hecho expresivo de por qué comprender la educación como un negocio no solamente es injusto, sino también profundamente inefectivo.

No son casos aislados, como han querido decirnos, sino que se trata de un escándalo previsible al ser el lucro el pilar que estructura el sistema educativo chileno. Como bien hemos señalado durante estos dos años, tenemos una institucionalidad política involucrada por completo, que constantemente ha negado la posibilidad de avanzar hacia cambios sustantivos. Y la historia lo demuestra. Ya sean gobiernos de la Concertación o la Derecha, hay una línea ininterrumpida de defender al Mercado como principal regulador de la educación.

Sin perjuicio de la persecución penal a quienes resulten responsables, creemos que la gravedad de los hechos que han ocurrido hacen imprescindible que se asuman -de cara a la ciudadanía- las responsabilidades políticas correspondientes. Estas responsabilidades deben asumirse, no sólo como condición mínima de posibilidad para asegurar que este tipo de ilícitos no vuelvan a cometerse, sino también para que quienes han sido autores y cómplices en construcción de este sistema, asuman los costos que de él han nacido.

Es por esto que para poder comenzar avanzar, se hace necesario tomar una decisión sobre la situación del Sr. Ugarte. Consideramos que su permanencia en el cargo es insostenible, esto por cuanto el Sr. Ugarte es indudablemente un responsable directo del escándalo ocurrido con la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), en tanto su reiterado y negligente ausentismo constituye una de las múltiples formas a través de las cuales el Gobierno ha decidido durante todos estos años hacer la vista gorda ante las denuncias respecto al lucro ilegal y otras irregularidades que son pan de cada día en el negocio de la educación superior. Decisión de la cual Ud. también ha sido protagonista activo y promotor, razón por la cual también consideramos que debe responder ante las instancias que correspondan por el incumplimiento de sus labores de fiscalización. No hacerlo, y mantenerse permisivo como hasta ahora, sería gravísimo y ameritaría una acusación constitucional en su contra.

Además de que sean oportunamente asumidas las responsabilidades políticas que corresponden, creemos imprescindible construir condiciones para avanzar en la transformación que hoy la gran mayoría de Chile demanda respecto a su educación. Estamos convencidos que ajustes menores y medidas parches no lograrán dicho fin, más bien terminarán blindando toda posibilidad de cambios y mejoras sustantivas a las grandes problemáticas de la educación chilena. Concretamente, el proyecto de Superintendencia que hoy enarbola el gobierno está lejos de ir en la dirección correcta, legitimando y blanqueando prácticas que justamente deberíamos desterrar, en aras de avanzar hacia un sistema educativo en el cual ésta se entienda como un derecho social universal y no como un negocio para el enriquecimiento de unos pocos a costa de los sueños y esperanzas de cientos de miles de familias.

Siempre hemos estado abiertos a dialogar y buscar soluciones a este problema mayúsculo. Esa siempre ha sido nuestra convicción. Pero no tengan dudas que volveremos a llenar las calles si continúan haciendo oídos sordos ante las demandas que clama la mayoría de este país.

Andrés Fielbaum, Presidente FECH 2013
Diego Vela, Presidente FEUC 2013
Mario Domínguez, Secretario General FEUV 2013
Pablo Toro, Vocero ACES 2013
Tristán Zamora, Presidente CAIN 2013
Fabian Araneda, Vice Presidente FECH 2013
Rebeca Gaete, Secretaria General FECH 2013
Sebastián García, Secretario de Comunicaciones FECH 2013
Gabriel Boric, Presidente FECH 2012
Noam Titelman, Presidente FEUC 2012
Marjorie Cuello, Secretaria General FEUV 2012
Recaredo Gálvez, Presidente FEC 2012
Gabriel González, Presidente CAIN 2012
Camila Vallejo, Presidenta FECH 2011
Giorgio Jackson, Presidente FEUC 2011
Francisco Figueroa, Vice Presidente FECH 2011
Cristobal Lagos, Secretario General FECH 2011
Alfredo Vielma, Vocero ACES 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tus comentarios en Versus...