jueves, 16 de agosto de 2012

El factor Eloísa González que inquieta a la Confech y al Gobierno

Eloísa González el fin de semana no estuvo en Ercilla, en la última cita de la Confech. Sin embargo, el nombre de la colorina vocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) fue invocado varias veces. Y es que desde el viernes  la advertencia de los secundarios de que  radicalizarían el movimiento se hizo realidad con una ola de tomas en los establecimientos, que ayer tuvo su réplica en el Instituto Nacional y hoy continúa en el Internado Nacional Barros Arana (INBA) y con el bloqueo de la Alameda que terminó con más de 30 detenidos.

En el gobierno, el nombre de la dirigente de los secundarios, que tiene sólo 17 años y cursa el tercero medio del Liceo Manuel de Salas,  también es mencionado con frecuencia desde hace unas semanas. Y de forma abiertamente crítica. La responsabilizan en gran parte por el tono violento que está tomando el movimiento en la calle que tuvo su corolario con la quema de tres buses del Transantiago en la marcha del 8 de agosto (un hecho que aún varios sectores estudiantiles relacionan con un montaje).

En el marco de esa ola de tomas, hoy a las 17:00 horas, el alcalde Pablo Zalaquett  se reunirá con dirigentes de los establecimientos que permanecen ocupados para intentar un acercamiento. El edil llegará a la cita para saber si su ofrecimiento de “libertad con responsabilidad” fue acogido, pero también con una advertencia clara: si no hay acuerdo, habrá desalojos.

“Si no sale humo blanco, quedo en libertad de acción. Tengo un deber y lo voy a ejercer. Lamentablemente, si no hay diálogo habrá desalojo”, recalcó en declaraciones recogidas por el portal EMOL.

Durante esta mañana, el ministro de Educación, Harald Beyer, se mostró a favor de esta medida. “El gobierno apoya los desalojos porque vela por el derecho a la educación, los sostenedores de la educación pública son los alcaldes y ellos tienen que velar por ese derecho”, sostuvo el Secretario de Estado.

Las críticas de la Confech

Aunque los voceros metropolitanos de la Confech niegan un quiebre con las organizaciones secundarias. Un sector de la confederación  no esconde sus críticas al rumbo que la Aces intenta dar al movimiento estudiantil.

Y así hicieron ver durante el encuentro en la Región de la Araucanía,  donde diferentes sectores de los estudiantes apuntaron directamente a  González, y al resultado de la última marcha, que a juicio de varios “no tuvo la capacidad para instalar las demandas estudiantiles y se enfocó en el tema de la violencia”.
La cita del fin de semana tampoco estuvo exento de críticas al presidente de la Fech, Gabriel Boric por la tribuna que le ha dado a la Aces.

Asimismo, otros sectores afirman que lo que falta es definir la relación política con las organizaciones secundarias para no tener un nexo “tan paternalista”.

Y también resurgió la crítica histórica de los universitarios a los secundarios. “Es imposible que aún no se pongan de acuerdo y que existan dos organizaciones de secundarios. No podemos legitimar una organización más que la otra”, explica un dirigente universitario.

Boric se defiende de los cuestionamientos y reinvindica también el rol de los secundarios. “A diferencia del año pasado, y de lo que ha pasado siempre con los secundarios de la Aces y de la Cones, hoy hay una convergencia en torno a un programa que son las cinco exigencias por la nueva educación, las que fueron entregadas al Presidente y al Congreso “, señala.

Boric además destaca la conducción de la dirigenta secundaria y señala que “ha sido un aporte en la profundización del debate al interior del movimiento estudiantil”. “Tenemos un debate abierto respecto a las formas de movilización pero es un debate fraterno por lo que quiero descartar cualquier versión de divisiones que intenta inventar la prensa oficialista”, agrega.

Las próximas movilizaciones 

El otro punto importante de la Confech fue la definición de los próximos pasos de la movilización. Así, se confirmó una gran marcha estudiantil para el 28 de agosto, a la cual también está llamando el Colegio de Profesores.

Sin embargo, quedó en suspenso si los universitarios se plegarán a la nueva marcha convocada por la Aces del 23 de este mes

Tal como dijo que el presidente de la FEUC, Noam Titelman, los universitarios buscan retomar la mística de las convocatorias realizadas en año pasado, que se caracterizaron por actividades culturales inclusivas.

Es por eso que la Confech definirá una marcha familiar y una cicletada. Los estudiantes además pretenden apoyar los actos de conmemoración de un año de la muerte de Manuel Gutiérrez, el 25 de agosto.

Además durante esta semana los universitarios bajarán a sus bases los distintos acuerdos de la reunión, y se decidirá en esos espacios locales la posibilidad de toma o de paralización de distintas universidades.

Finalmente se decidió que la próxima Confech se realizará el 25 de agosto en Iquique, donde se definirá, entre otras cosas, si los dirigentes siguen participando en diferentes instancias en el Congreso.

5 definiciones de González que han sacado roncha

-” Una herramienta es la toma, porque es lo que más impacta y asusta a las autoridades, es lo más inmediato”
-“Estamos en agosto y todavía no hay voluntad de Harald Beyer a sentarse a solucionar el conflicto y nosotros advertimos que se iban a reiniciar el proceso de tomas y de las movilizaciones más fuertes
-”Hoy tenemos incluso a ex voceros de la Aces postulando a concejal y para nosotros es darle la espalda al movimiento estudiantil”
-“Exigimos que el Estado recupere el control de todas las escuelas, liceos y colegios públicos. A desmunicipalizar la educación”
-“Como estudiantes no nos hacemos responsables de esta violencia , la que creemos viene de estrategia del Ejecutivo para deslegetimar y sepultar el movimiento estudiantil”


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios en Versus...