jueves, 26 de julio de 2012

Los ricos latinoamericanos guardan en paraísos fiscales tanto como el PIB brasileño

En la última entrada hablábamos de cuántos latinoamericanos eran ultra ricos y qué cantidad de dinero llevaban acumulados. Hoy refirámonos a cuánto dinero tienen escondidos en los paraísos fiscales. Un estudio de la red Tax Justice Network (TJN) calcula que millonarios de todo el mundo han fugado con la ayuda de la banca internacional a más de 80 refugios impositivos entre 21 billones y 32 billones de dólares, el equivalente al conjunto de las economías de EE UU y Japón. Casi un décimo de ese dinero, unos 2,05 billones (una cifra similar al PIB brasileño o italiano), pertenecen a latinoamericanos.

Los brasileños escondieron en sitios como los caribeños Antigua y Barbuda, Bahamas o Dominica unos 519.500 millones de dólares, el equivalente al 160% de la deuda externa del gigante sudamericano. La cuenta incluyen los fondos que se fueron de ese país entre 1970 y 2010 y las ganancias que generaron lejos del control tributario. Le sigue los mexicanos, con 417.500 millones, el 224% de su pasivo exterior. Después están los venezolanos, con 405.800 millones, nada menos que el 728% de la deuda externa. Y luego, los argentinos, con 399.100 millones, o el 308%.

De todos ellos, los que más hicieron rendir el dinero fueron los mexicanos, pues sus ganancias fuera equivalen al 113% de lo que retiraron de su país. Le siguen los argentinos, con el 105%, los venezolanos, con el 73%, y los brasileños, con el 68%.

También han fugado lo suyo a paraísos como Granada, Islas Vírgenes Británicas o Montserrat los millonarios chilenos: unos 105.000 millones (en este caso, entre 1975 y 2010), equivalentes al 122% de la deuda externa de su país. Después están los colombianos, con 47.900 millones (76% del pasivo exterior soberano); los panameños, con 37.600 millones (330%); los ecuatorianos, con 21.600 millones (146%); los bolivianos, con 18.400 millones  (349%); los uruguayos, con 13.300 millones (103%); los salvadoreños, con 11.200 millones (110%); los dominicanos, con 10.200 millones (78%) y los peruanos, con 8.100 millones (22%).

Los ricos de Perú y Ecuador fueron hábiles para multiplicar sus beneficios en los paraísos fiscales, un 353% y 205% por encima de lo que habían fugado de sus países. También fueron afortunados los de Panamá (161%) y Bolivia (122%). Detrás están los de Chile (17%), Colombia (63%), Uruguay (55%), República Dominicana (39%) y El Salvador (64%).

Entre 2000 y 2008, en la clasificación de países emergentes con más salidas de capitales (no solo hacia paraísos fiscales, sin también a inversión directa), Venezuela figura quinto, con 152.000 millones, detrás de Rusia, Arabia Saudí, Emiratos Árabes y Kuwait. Argentina está 13°, con 82.000 millones; Chile, 14°, con 70.000 millones;  México, 21°, con 31.000 millones, y Brasil, 23°, con 24.000 millones.

Si se hubieran gravado con un tipo del 30% la renta de aproximadamente 3% anual de los 21 billones no declarados, los estados del mundo hubiesen recaudado impuestos entre 190.000 millones y 280.000 millones, según TJN. Es decir, Latinoamérica podría haber recolectado por lo menos 19.000 millones, el equivalente a la economía boliviana, para mejorar la situación social de los 175 millones de pobres que la habitan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios en Versus...