sábado, 26 de mayo de 2012

Socialistas lusos acusan a Alemania de lucrarse con la crisis de la deuda

Los socialistas portugueses acusaron hoy a Alemania de beneficiarse gracias a “la desgracia de otros países” y financiar su deuda al 1 % de interés mientras las naciones afectadas por la crisis pagan hasta nueve veces más.

El secretario general del Partido Socialista luso (PS), Antonio José Seguro, dijo en un discurso ante la Comisión Nacional de la organización que “no tiene sentido ser miembros de una unión económica y monetaria” en la que no se solucionan esas diferencias.

Seguro pidió un programa financiero europeo que ayude a los países presionados por la crisis de la deuda y la especulación de los mercados a refinanciarla sin que se convierta en una carga insostenible, cuyos intereses exigen cada vez más austeridad y aumentan la recesión y el desempleo.

El dirigente socialista, que asumió las riendas del partido hace un año tras la derrota electoral de José Sócrates en medio de la grave crisis económica lusa, se quejó de que en la UE se acrecienta el “desequilibrio” entre sus miembros.

“Los países como Alemania que se financian a menos del uno por ciento se benefician de la desgracia de otros países”, lamentó Seguro al reclamar más solidaridad en el seno de la Unión.

En su discurso, durante una reunión del PS en la ciudad de Nazaré, en la mitad norte del país, el dirigente socialista también reprochó al Gobierno conservador luso que solo tenga una actitud ante la canciller alemana, Angela Merkel, que resumió en dos palabras: “sí señora”.

En relación a los intentos de acercamiento entre el PS y los partidos de la coalición conservadora que gobierna Portugal con mayoría absoluta, Seguro reconoció que no hay consenso sobre la gestión de la crisis económica, aunque se mostró abierto al diálogo para conseguirlo en esa y otras materias.

Los socialistas defienden políticas a favor del crecimiento y el empleo y no solo de austeridad y recortes, recordó, pero “cumplirán y honrarán” los compromisos del rescate financiero que pidió hace un año el Ejecutivo de Sócrates, un mes antes de perder las elecciones anticipadas de mayo.

Los conservadores portugueses aprobaron el viernes solo con su mayoría absoluta un riguroso plan de ajustes presupuestarios hasta 2016 que no logró el respaldo de la oposición, pese a las negociaciones con los socialistas.

El programa, que abarca un año más de la actual legislatura, prevé, entre otros recortes del gasto público, límites al endeudamiento de las administraciones y márgenes estrictos para el déficit fiscal del Estado.

El Ejecutivo conservador justificó el programa de austeridad tanto por la necesidad de sanear la economía lusa como por la disciplina presupuestaria que exige a Portugal su rescate financiero de 78.000 millones de euros.

El programa prevé que Portugal empiece a crecer en 2014 y llegue a un 2,5 % en 2016, cuando el déficit fiscal, ahora del 7,5 % sin contar ajustes extraordinarios, debería situarse en un 0,5 %.

La falta de consenso en torno a este programa, que la UE quiere ver respaldado por el grueso de las fuerzas políticas lusas, se produjo después de que los conservadores apoyaron el jueves una propuesta parlamentaria socialista para compensar los efectos recesivos de los tratados europeos sobre disciplina fiscal.

La propuesta instó al Gobierno portugués a promover en la UE un añadido a esos tratados que incluya medidas a favor del crecimiento y el empleo para contrarrestar los efectos de las políticas de austeridad.
Sin embargo, el PS se mostró al día siguiente en total desacuerdo con la estrategia presupuestaria de los conservadores para los próximos años, precisamente por lo que considera un exceso de recortes y falta de mecanismos para reactivar la economía lusa, que este año caerá más del 3 %, y luchar contra el desempleo, superior al 14 %.

Seguro se reunió el viernes con los representantes de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que examinan el cumplimiento de las condiciones del rescate luso, y resaltó las “divergencias cada vez más profundas” con las tesis de estos organismos y del Gobierno conservador.
“La receta que se está aplicando no sirve”, subrayó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios en Versus...