miércoles, 7 de diciembre de 2011

Violencia institucional hacia los mapuches en Chile

El día 30 de noviembre, se realizó en dependencias de la UFRO de Temuco, el Primer Seminario Internacional denominado Violencia Institucional hacia la niñez en Chile, organizado por la Fundación ANIDE y la Red ONGs Infancia y Juventud.

Les doy a saber lo expuesto en la Primera Mesa, de tres que se desarrollaron esa tarde. A ésta estuvieron invitados: Mijael Carbone Queipul, Werken de la Alianza Territorial Mapuche; Cristian Cayupan, del lof Mateo Ñirripil Autónoma; Camilo Catrillanca, que fuera vocero de la toma a la Municipalidad de Ercilla y proveniente del Lof Temukuykuy; y Leonardo Quijon, del Lof Chequenco. Ellos fueron invitados para dar el testimonio de sus experiencias como víctimas de violencia institucional; sin embargo, el peñi Mijael no pudo estar presente, justamente porque en ese momento y hasta ahora está siendo perseguido. He aquí la transcripción de lo expresado en esa tarde:

Maribel (Alianza Territorial Mapuche)

Mi nombre es Maribel, tengo 22 años. Estoy aquí en representación de mi werken Mijael Carbone Queipul. Él no ha podido estar acá por la represión que se está viviendo y por la persecución que él está sufriendo. Nosotros estamos acá para denunciar lo que está pasando, lo que se está viviendo en la comunidad; lo que estamos viviendo las comunidades, en general. Estamos viviendo allanamientos. La policía está haciendo uso de sus armas. Nos están allanando, nos están persiguiendo… En realidad, no sé cómo explicarlo, porque duele que nuestro werken no esté acá y pueda dar su testimonio. Él me envió para representarlo y quizás no lo pueda hacer muy bien, como él lo hace. Él sabe explicarse muy bien… Yo lo estoy apoyando y estoy acá para representarlo.

Tengo una convocatoria a la solidaridad. Les voy a leer un comunicado.

 Denunciamos ante la comunidad internacional y en especial ante los organismos de derechos humanos el nuevo intento de asesinato de nuestro vocero Mijael Carbone Queipul, por parte de la policía militar chilena el día 28 de Noviembre de 2011, sin expresión de causa. Esperamos medidas concretas de estas entidades de derechos humanos. 

En estos momentos, nuestro werken se encuentra acosado por tiradores escogidos de la policía que le siguen a corta distancia entre los cerros. Al mismo tiempo las comunidades de diversos sectores han manifestado su solidaridad y han enviado gente para reforzar la defensa del sector. 

El origen de la represión contra las comunidades que se manifiestan en contra de la invasión territorial se encuentra en una planificación destinada a eliminar toda voz distinta en el proceso de imposición del poder económico en nuestro territorio. Para ello se combina la acción política y policial, la represión a los fuertes, el montaje para inculparles de todo tipo de delitos y el intento de soborno a los débiles y menesterosos:

Los actores que generan este mecanismo, digitados por el Ministerio del Interior y sus servicios de seguridad, son la Intendencia de la región, con el asesor de empresas forestales Molina a la cabeza, el Director de CONADI y sus asesores comunicacionales: es así que con ocasión de la reciente marcha en 3 ciudades por nuestros derechos y en contra de megaproyectos, pudo observarse a algunos ex líderes mapuche desalentando la participación movilización.

Condenamos las detenciones, tiroteos y allanamientos a mansalva realizados por la policía militarizada en nuestras tierras. Estos hechos en si constituyen un grave atentado a las libertades individuales y son parte de los tratos crueles y degradantes que, junto a la tortura practican grupos armados chilenos denominados policías por la ley excluyente construida a través del consenso de los poderosos. Hacemos un llamado urgente a la solidaridad, sumándose a esta lista y exigiendo mediante cartas, correos, comunicados y todo tipo de acciones el fin de las medidas represivas y montaje contra Mijael Carbone Queipul, en la claridad de que todo su accionar está respaldado por la legitimidad internacional del derecho de los pueblos a decidir su propio destino.

Tengo, en este momento, un testigo que estuvo con él en el momento en que lo persiguieron. Para eso hago invitar a Angelo Marillan.

Mari mari kom pu ce. Yo voy a contar lo que sucedió el día 28, día lunes, a las 14 horas, alrededor. Nosotros, con mi werken, nos encontrábamos en la Comuna de Ercilla, conversando (acerca de) cómo iban a ser las nuevas reuniones que venían y tratando de cómo iba a venir para acá. Cuando, de repente, llega Carabineros del mismo sector, sin ninguna orden, poniendo represión al tiro, apenas llega, diciendo que el werken Mijael Carbone tenía que acompañar a la Comisaría; cosa que el werken no hizo.

Nos dimos a la fuga, como si fuéramos ladrones, estuviéramos robando algo o fuéramos delincuentes. Tuvimos que darnos a la fuga. Más encima, Carabineros disparando a quemarropa, haciendo uso de sus armas de servicio. Nosotros corrimos hasta una comunidad que se encuentra cerca de la comuna de Ercilla que se llama Ancapi Ñancucheo. Fuimos perseguidos hasta allá. Ellos en su camioneta, disparando. Nosotros no hallábamos qué hacer. Nosotros no sabíamos si íbamos a salir vivos o no. Nosotros entre medio de unos matorrales. Perdimos hasta zapatos, celulares. 

Metidos en esos matorrales, ahí nos dispararon a quemarropa. Nosotros no veíamos desde dónde nos estaban disparando, solamente sentíamos el sonido de las balas que caían alrededor de nosotros. De esa ves, desde ahí, nosotros damos las gracias a Caw Gencen que ahora puedo estar compartiendo lo que vivimos con mi werken. Si no hubiese sido por él, se hubiese estado contando otra historia hoy en día. Por eso, en apoyo a mi werken, los invito a solidarizar con el Pueblo-Nación Mapuche, a no bajar la resistencia que hoy llevamos y seguir luchando.

Caltu pu lamgen, caltu pu peñi.

Maribel: Ya no se puede contar más, porque todo está contado. Ya no se puede decir más, porque todo está dicho. A veces, duelen las cosas porque hay que vivirla. No es lo mismo vivirlo que contarlo. A mí me duele que él en este momento no esté acá, porque es perseguido y va a seguir así. La policía no lo va a dejar tranquilo hasta que puedan atraparlo y dejarlo hasta donde él no pueda más defenderse.

Caltu may 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios en Versus...