sábado, 10 de septiembre de 2011

Premio a la tecnocracia de la estandarización

El Movimiento Social por la Educación Pública de Chile no debe pasar por alto el otorgamiento a Erika Himmel del Premio Nacional de Educación 2011. Ella ha sido la tecnócrata principal encargada del desarrollo e implementación de las pruebas estandarizadas en Chile, PAA, PSU y SIMCE.

La valoración que se hace de estas pruebas que usurpan el poder político curricular de la comunidad escolar, estructuran el lucro y la segmentación en el mercado educativo, generan una educación impertinente y sin sentido, convirtiendo a los docentes en meras correas transmisoras de contenidos en compartimientos estancos, promueve una cultura autoritaria al interior de la escuela, enajena las mentes de los estudiantes, no debe pasar por alto, es muy significativo de lo que ellos atesoran.

Este gobierno se opone al establecimiento y fortalecimiento de una educación pública y gratuita, argumentando que iría en contra de la libertad educativa. Será  de la libertad de lucro, pues estas pruebas estandarizadas controlan todo el que hacer de la educación chilena impidiendo en la práctica la libertad curricular. Homogenizan la educación, la empobrecen convierten a los docentes en didactas del sin sentido.

Este gobierno argumenta también, para oponerse al establecimiento de una educación pública que eso significaría centralizar todo en el ministerio. Pero justamente estas pruebas centralizan el quehacer educativo de todo el país y las mismas   deben ser implementadas en realidades tan distintas y diversas cultural y económicamente hablando.

Estas pruebas son  el autoritarismo curricular, es la centralización de la educación y por tanto la falta de libertad. Convierten a los establecimientos educativos en centros de adiestramiento, en preuniversitarios. Desde los párvulos y la básica se tiene que preparar para el SIMCE; la educación media es una preparación para la PSU e inclusive las universidades se han convertido en centros de adiestramiento para las pruebas estandarizadas que ya se están aplicando a ese nivel como la prueba INICIA en la pedagogías.

¿Por qué  entonces la valoración, a través de este premio, de las pruebas estandarizadas? La respuesta no tiene alternativas: es porque estas pruebas cumplen una doble función, por una parte estructurar el mercado educativo y su lucro y por otra parte enajenar y controlar las mentes de profesores y estudiantes en contenidos sin sentido para que no puedan reflexionar y desarrollar los conocimientos que le permitan emanciparse y liberarse. Son anti reflexión, falta de reflexión que permite generar una masa sumisa que tolere las injusticias y el lucro.

Pruebas que además son un matonaje o bullying hacia  la mayoría de los estudiantes chilenos pues todos los años con premeditación y alevosía, con publicidad y escarnio público que conlleva, se les dice que son malos estudiantes sabiendo que esos resultados están atados a la condición social de carencias de la mayor parte de los estudiantes chilenos que no pueden pagar 1 millón de pesos en preuniversitarios o profesores particulares o pagar altas mensualidades escolares como si lo hacen los privilegiados que se sacan buenos puntajes.

Hago un llamado a que el Movimiento Social por la Educación que se ha generado en Chile preste atención a esta singular valoración que hace este gobierno por las pruebas estandarizadas y que levante a la par de su oposición al lucro su oposición a las pruebas estandarizadas que son el sistema nervioso central del modelo para poder estructurar el lucro y el control.

Otra evaluación es posible, una evaluación pertinente y con sentido. Una evaluación personalizada, en que cada docente y comunidad escolar pueda realizare sobre cada uno de sus estudiantes. Evaluación pertinente y personalizada que está vinculada a contenidos que dicen relación con la vida de sus estudiantes. A un currículum escogido libremente por la comunidad escolar en función de los talentos y carencias específicas que tienen sus propios estudiantes. Ésa es una valuación libertaria, eso es descentralización. Al contrario las pruebas estandarizadas constituyen una verdadera dictadura educativa y convierten a las escuelas en cárceles de la homogenización y el control y de paso funcionales al lucro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios en Versus...