lunes, 28 de marzo de 2011

Sacerdote de los SSCC por caso Karadima: En Errázuriz "hubo desidia e indolencia"

El sacerdote de los Sagrados Corazones y ex capellán de La Moneda, Percival Cowley, tuvo fuertes palabras en relación al caso de Fernando Karadima, ex párroco de El Bosque acusado de abusos sexuales a menores.

En entrevista en Radio Zero, se refirió al ex arzobispo de Santiago Francisco Javier Errázuriz, a las denuncias realizadas por James Hamilton y la realidad actual de la Iglesia Católica.

La denuncia de Hamilton

"En 2005 más o menos llegó a conversar conmigo James Hamilton y me dijo que con una conversación con un doctor amigo mío, él le dijo que tenía que conversar conmigo. Le pregunté a un sacerdote amigo mío, del cual no voy a decir su nombre, que ante quién se podía hacer la denuncia de lo que me estaba diciendo Hamilton. Recibí el consejo de este obispo que hablara esta cosa con Monseñor Ezzati, quien era obispo auxiliar de Santiago. Cuando hablamos con Hamilton le dije: 'Mira hay dos caminos posibles que tienes que tomar en consideración y tomar tus decisiones, no soy quién y no puedo decirte lo que tienes que hacer, los dos caminos son que vayas al Arzobispado de Santiago y hagas tu denuncia bajo notario eclesiástico con el riesgo de que esto se pueda filtrar y las consecuencias que pueda tener en tu persona, pero lo segundo es que no lo hagas y lo que te está sucediendo a ti es posible que pueda seguir ocurriendo, por eso la urgencia de la denuncia es un bien común, estás puesto frente a una disyuntiva", relató.

"(Hamilton) Hizo la denuncia ante notario eclesiástico, nos encontramos de nuevo unos dos años después, llegó a conversar conmigo, le pregunté en qué estaba la situación y me dijo que no había ocurrido nada. Pesqué el teléfono delante de él, llamé a la casa del arzobispo, me contestó el secretario, yo nunca había pedido una audiencia en los once años que estuvo en el arzobispado, le dije que es urgente y grave y no hubo respuesta. Pasó el tiempo y hubo un funeral de monseñor Ortúzar, me encontré con el arzobispo, me acerqué a él, la relación conmigo era de enojado y me dijo que todo esto es mentira", sostuvo Cowley.

Relación con Errázuriz

"Cuando el pastor trata a un cura de mentiroso es la más grave ofensa, ante eso me quedé callado", agregó el sacerdote, quien además afirmó que "lo que me llama la atención es que el arzobispo dice que no los recibió porque era juez y pastor, pero lo que me resulta incoherente es por qué recibe entonces al padre Karadima siendo juez y pastor". Cowley, además, se refirió a la conducta tomada por Errázuriz como "indolente, de desidia, eso es su responsabilidad".

"Yo no tuve un diálogo, sino que con un monólogo. Entre las cosas naturales de la vida humana está el respeto de los unos con otros, la fidelidad, los compromisos. Hubo una demostración de mala educación latente. Podemos decir que Dios existe porque que la Iglesia ha sobrevivido hasta hoy día después de todas las barbaridades que hemos hecho", sostuvo.

Palabras de Hamilton

"Hay una cierta analogía con lo que ocurre con la pena de muerte, cuando una persona de la familia es asesinada, toda la familia está de acuerdo con la pena de muerte, pero la sociedad dice que no es legítima. Acá pasa algo parecido, al que le ocurrió esto reacciona como la familia de quien fue asesinado, la reacción lo lleva a decir lo que dijo, por lo mismo, la persona que se siente insultada por esa palabra tiene que comprender de dónde viene", dijo.

Karadima

"Este sacerdote atraía a los jóvenes y no sé por qué, era un productor de vocaciones eclesiásticas", dijo. Cowley agregó que "estoy preocupado por ellos porque son seres humanos igual que nosotros y uno no sabe el camino que han tomado para estar donde están, como que ellos están en una burbuja, lo que hay que hacer es que cada uno de ellos tenga la opción de hacer un recorrido en su vida y tener a su lado un compañero espiritual".

"Yo estuve en uno o tres funerales en la parroquia de El Bosque. Hace 25 años que yo le estaba diciendo a la Conferencia Episcopal que había que hacer un estudio sociológico de la parroquia, porque estaba ahí y me di cuenta que en la predicación no había ningún carisma, en el sentido de comunicación, que la palabra de Dios se abra, era cosa de ver a los jóvenes, todos ordenaditos, de camisa azul, pantalones, pelo cortito, el ambiente era raro, acá no se vigiló nada", dijo.

Homosexualidad

"La palabra Iglesia tiene muchas connotaciones, la Iglesia se conforma con todos los que participamos de ella. Ha habido reacciones de la Santa Sede, sabemos que ha ocurrido en varios lugares, el Papa también está bastante claro, pareciera que la cosa cada día será más exigente, que haya homosexuales en la Iglesia es lo más normal del mundo, entre los laicos, curas, religiosos y religiosas, la cosa es que no formen mafias, ahí esto nos puede hacer bien. Vamos a quedar en deuda con Hamilton y los otros, con las denuncias que ellos hicieron", sentenció.

La Iglesia actual

"Personalmente yo y muchos más no nos sentimos interpretados por ese modelo de Iglesia, preconciliar, siempre vinculada directamente al ABC1, que no vibra con la opción por los pobres, que no le importa las desigualdades en las estructuras de la sociedad", dijo Cowley.

"En Roma hay una mafia, y no es primera vez que en la historia de la iglesia hay una mafia, en ese mundo de los hermanos más pobres y sencillos ahí está latente la iglesia verdadera, que comparte, que crea comunidad, que tiene espíritu fraterno", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios en Versus...